Sobre el proyecto

“El lado oscuro de Papá Noel” nace de una lluvia de ideas de niños y niñas de diferentes edades del CEIP Rafael Altamira de el Campello, Alicante. Comenzó siendo una obra de teatro escrita en verso y bilingüe, ya que estaba escrita en valenciano y castellano.

Unos años más tarde, y después de haber sido representada en diferentes colegios públicos de Alicante por los que he pasado, decidí publicarla. Para ello, la escribí en forma de cuento ilustrado. En la cuarentena de 2020 le di los últimos retoques con la ayuda de diferentes amigos/as y tomé la decisión de editarla por mi cuenta.

Al relato, le acompaña su obra de teatro, disponible en un archivo “PDF”, disponible en la página “Teatro El lado oscuro de Papá Noel”. Para descargarlo, es preciso introducir la contraseña que se encuentra en la última página del libro “El lado oscuro de Papá Noel”.

La obra es divertida, amena, intrigante y llena de amor. Está preparada para llevarla a cabo con niños y niñas de entre 8 y 10 años, dejando a los más pequeños boquiabiertos.

La trama que se desencadena entre el Polo Norte y un centro comercial de una ciudad cualquiera, nos descubre secretos que nunca hubiésemos imaginado sobre Papá Noel.

La aparición de su hermano gemelo que era totalmente opuesto física y personalmente; la envidia y los celos que éste le tiene, le llevan a tramar un plan perverso: hacer desaparecer a su hermano y hacerse pasar por él, realizando las cosas de una forma totalmente diferente… Pronto fue descubierto por dos niños y dos niñas que con su observación, perspicacia y valentía fueron capaces de resolver el trágico suceso.

En la obra quiero resaltar diferentes valores que considero importantes en la vida:

Los opuestos, que forman parte de cada uno de nosotros, y es importante estar en paz entre ellos para vivir en armonía: el bien y el mal, la bondad y la maldad, la generosidad y el egoísmo, la pereza y la actividad…

El darle un enfoque emocional a la Navidad y no tan comercial como estamos acostumbrados.

La envidia y los celos entre hermanos, en ocasiones infundados por comportamientos inconscientes de los padres.

El perdón, como parte fundamental para la convivencia y el desarrollo humano. La humildad. El reconocimiento de nuestra parte de responsabilidad en las cosas.

La empatía, el ponerse en el lugar del otro, entender por qué se comporta de una forma determinada.

La comunicación asertiva. Importante para relacionarnos, para resolver conflictos, para convivir. Hablar desde el corazón.

La escucha activa. Poder escuchar al otro sin interrumpir, para conocer sus inquietudes, sus miedos…


La valentía,
la osadía de enfrentarse a un problema y querer resolverlo.

La cooperación. El trabajo en equipo es fundamental para pensar entre todos, para resolver las cosas. El aprovechar los dones que cada uno tiene para poder llegar al fondo de un asunto.

Disfrutar del momento presente.